¡Todo te sale mal! … ¿De quién es la culpa?

Increíble que parezca, nuestros pensamientos influyen demasiado en nuestros resultados.

Todo mundo quiere saber dónde invertir el dinero, todo mundo quiere saber cómo vender más, pero si tu mentalidad no te  deja avanzar y salir de tu zona de confort, no obtendrás algún resultado positivo y menos si no te levantas del sillón.

La calidad de tu vida será determinada por las acciones que realizas, por ello, siempre busca superarte y no estancarte; muchos justifican su mediocridad por las trabas y conflictos del sistema político, por la mala economía, entre otras excusas más, sin embargo; estos son factores que no podemos cambiar.

Otro factor que influye para no lograr nuestros objetivos, es que le prestamos nuestro poder a personas más cercanas, pero ¿Qué tal si hoy decides evitar que las opiniones de los demás interfieran en tu estado de ánimo?

Debemos de comprender que somos lo que hacemos continuamente, y que es el resultado de nuestros hábitos, costumbres y creencias. La razón por la cual no obtienes lo que quieres, es porque tú sigues pensando de la misma manera.

El mundo de los negocios, el mundo empresarial no se trata de motivación pues la motivación no dura, no la encuentras cuando la buscas, es una cuestión de realizar buenos cambios en tu vida, cambiar tus creencias y mentalidad para que cambie tu perspectiva de la vida y del mundo.

Por tal motivo pregúntante, ¿tus creencias te limitan o te impulsan? ¿Cómo te están afectando? Mi mamá decía que los empresarios eran malos, porque  tranzaban para avanzar y eso a mí me limitaba, yo quería tener grandes negocios, aunque eso era una creencia de mi madre que al  final de cuentas,  me afectaba.

Ahora pregúntate ¿Qué creencias de tu juventud te siguen afectando para obtener lo que deseas? Todos tenemos una creencia, ¿cuál es la que no te conviene seguir creyendo para avanzar?

Te reto a que seas franco contigo y respondas el primer pensamiento que se te viene a la mente. ¿Generar dinero fácil?

¿Qué fue lo que se te vino a la mente? “Estamos viendo momentos de prosperidad y abundancia, es dificil hacer dinero”

Hay gente que se queja de todo,  te recomiendo te alejes de ellos, pero ¿si todos se alejan de ti? ¿no serás tú de ese tipo de personas quejumbrosas?

Cambiar nuestra mentalidad recae en pensar diferente, pero hay un gran problema, el ego y la terquedad, pero al final del día uno mismo es quien controla cómo reacciona ante los problemas y a las situaciones que nos enfrentamos.

Todos estamos en búsqueda de lo más fácil, pero no hay una solución mágica, por eso, mejor enfócate en lo que debes de hacer para lograr lo que deseas. El 98% de la población se queja de lo que tiene, pero cuando le preguntas ¿qué quiere? no saben que contestar.

Recuerda, que el universo premia a quien se mantiene firme, pero también a quien tiene el impulso de cambiar, prueba de ello es la misma naturaleza y su evolución. 

Si el ser humano aceptará lo que no puede cambiar, no existiría la ansiedad, problema que surge por temor al futuro, por ello no le tengas miedo al cambio, ya que sin cambio no hay crecimiento.

Mira mi consejo completo en el siguiente video.