La incertidumbre y el desconocimiento son dos cualidades que mantienen a los
hispanos en proyectos de emprendimiento de menor escala, pero de que somos
personas trabajadoras lo somos, sin embargo, nunca hemos visto a un hindú o un
chino, abriendo un puesto de tacos, pues ellos, tiene una visión de emprendimiento
mucho mayor.


Hay tanta información que circula a nuestro alrededor sobre productos que nos
aseguran que son increíbles y fáciles de vender, sin embargo, no es así.  Incluso todos
conocemos a un pariente que absolutamente todo ha intentado vender, pero
simplemente de un simple vendedor no pasa.


Todos hacemos lo mejor que podemos, con lo que tenemos, no obstante escalar es
una necesidad para no frustrarnos en una meta empresarial, pero ¿Cómo podemos
escalar?


Lamentablemente a muchos, como yo la experiencia en los negocios, la adquirimos
con los errores y eso nos ha enseñado más que los cursos baratos de supuestos
mentores que nunca han tenido un negocio propio, el más grande negocio que poseen
es vender su curso.  


Es válido comenzar con lo que tenemos a nuestro alcance, asimismo es válido iniciar
en un sobre ruedas o un tianguis, pero si solamente te enfocas en vender, nunca
conocerás la ideología de quien te compra y sus motivos. Cuando digo que empezar
con lo que está a nuestro alcance, es una posibilidad es vender los truchiles o artículos
arrumbados en casa, y esto con el objetivo de conocer el mercado, y así posicionarnos
para concretar futuras ventas, incluso crear una marca.


Hoy te quiero hablar sobre lo que nadie te dice sobre los negocios, pero que es
importante saber antes de comenzar ese proyecto empresarial tan importante:


1.       Ventas futuras, es igual que crear y posicionar una marca. Si solamente te enfocas
en vender y cerrar una transición, vivirás con la incertidumbre de no saber si mañana
tendrás otra venta, en cambio crear una marca, te ayudará a posicionarte con un nicho.
Un ejemplo claro de esto son tiendas como Target y Walmart, que se han convertido en
marcas.


2.   ¿Vivir de tu negocio, o invertir en tu negocio? He escuchado a personas decir que
un negocio puede tardar hasta dos, tres o más años para generar ganancias, pero lo
cierto es que tu meta empresarial, debe de ser invertir en el negocio y no vivir de él, ya
que esto último será algo frustrante. Tenemos que comprender que un negocio es
como una esposa celosa, debemos de estar centrados en él, por lo tanto, en la primera
etapa debemos de invertirle. 


3.       Exclusividad. Si tú no puedes o no estas en el momento de lanzar tu marca
busca exclusividad. Para ello busca lo que no venden en tu región.


4.       Sin estrategia no hay crecimiento. No puedes estar esperanzado a que la gente
llegue a tu puesto, por lo tanto, reflexiona, ¿Cuál será tu estrategia? Cuando yo vendía
en el Swap Meet mi estrategia era que, en la compra de cinco o más dólares, el cliente
podía llevarse algún artículo que ya no podía vender porque a lo mejor estaba dañado,
y estos artículos estaban dentro de una caja.