Algunos creen que si tuvieran más mercancía venderían más, pero solo para aquellos que ya tienen su nicho cautivo y conocimiento en su mercado pueden aplicar en su negocio. 

Recuerda que no se trata de tener todos los productos, sino de tener los que más te conviene vender debido a los márgenes de ganancia, así que como buen empresario analiza los productos que vendes, seguido haz una lista de los productos que más vendes y otra lista con los productos que más te generan ganancias.

Como ejemplo tenemos a Best Buy, que en su motivación por vender más barato, regalaron todos us productos y cayeron en la quiebra, recordemos que de un televisor no generaban ni 20 dólares de ganancia.

Las agencias de autos son expertas en estas estrategias de ventas, pues después que decides que modelo de automóvil, las mensualidades, y el enganche, terminan ofreciéndote accesorios para el vehículo, que quizá no sean necesarios, pero te los venden como productos ¨indispensables¨ por ejemplo las garantías de autopartes , cambios de aceites, entre otros servicios y productos.

Por lo tanto, reflexiona sobre qué productos te conviene vender por el margen de ganancia y donde puedes abastecerse de tales productos, para que logres incrementar tus ventas. 

Como todo empresario el tener capital para hacer crecer el negocio es una necesidad sin embargo, recurrir a préstamos bancarios suele ser algo tedioso, por lo tanto, yo no los recomiendo, pues existen otras opciones para los emprendedores.

Yo odio los préstamos, pero aprecio tanto el concepto de capitalizar tu negocio, pues el capital para desarrollar tu negocio es válido, es decir utilizar el dinero con propósito, afortunadamente hay corporaciones como Camino Financial donde con pocos requisitos te prestan capital para poder desarrollar tu marca, comprar mercancía, o simplemente para darle vida a tu sueño empresarial ya establecido.

 A través de la plataforma caminodirecto.com puedes adquirir préstamos para financiar la producción de tu marca. Capitalizar significa que utilizaras ese recurso para crecer tu marca. 

Recuerda que el mejor momento para solicitar un préstamo no es cuando estás urgido de capital, sino cuando eres consciente de cómo hacer crecer tu negocio.