shares

Emmanuel Santolaya y Alejandro Vargas lo escucharon por primera vez por internet. El mensaje no podía ser más claro. “Tú puedes convertirte en un empresario. Tu puedes ser tu propio jefe.” Les tomo escucharlo varias veces y seguirlo por internet hasta que se decidieron. El viaje lo hicieron por carretera y manejaron más de once horas para llegar puntuales a la cita. Un seminario sobre exportación los esperaba, impartido por Carlos Márquez en el Puerto de San Pedro, California.

73311_353702278064578_1773908230_nLa experiencia les cambió el panorama y acabó con todos los temores y desconfianzas que traían. “En este seminario recibimos mucho más de lo que esperábamos. Venimos de la experiencia que cuando pedíamos a un comerciante establecido que nos compartiera un importador, nos daba puros nombres falsos.” Asegura Emmanuel, joven empresario que junto con Alejandro se dedican a reparar celulares y tabletas en su tienda taller en Caborca, Sonora, México. Tambien se dedican a vender accesorios y cables. “Caborca, agrega Alejandro, es una ciudad relativamente pequeña en donde el potencial económico no ha sido desarrollado del todo, las principales actividades son el campo y últimamente la minería.” También asegura que lo aprendido en la conferencia, le reafirma su decisión de alternar su profesión con su negocio. “Soy graduado de la carrera de ingeniería industrial y trabajo medio turno en una maquiladora de cinturones de piel. El tiempo restante se lo dedico al negocio que hemos podido levantar desde hace un año y medio.

20140215_155231

Haber asistido a esta plática con Carlos ha sido una de las metas alcanzadas y que ha transformado mi forma de ver “el negocio”. Concluyo Alejandro. Respecto a Emmanuel, también ingeniero industrial, a los 31 años trabaja para la Comisión Federal de Electricidad desde hace 7 años en las áreas de facturación y de revisión de medidores eléctricos. Su profesión de comerciante lo empezó hace 2 años. “Yo seguí lo que me marcaba el sistema. Ir a la escuela y trabajar dentro de lo ya establecido. Pero ahora he aprendido que el sistema no nos hace emprendedores. Hace 4 años me di cuenta que mi vida no la había diseñado yo, lo hizo la escuela, mi familia, mi trabajo, y mi ambiente. Y en mi búsqueda encontré muchas respuestas. Por eso estoy aquí. Me siento muy satisfecho de lo hoy aprendí en este seminario.¨ Concluyó Emmanuel.

Las personas que deseen más información sobre el negocio de estos dos jóvenes empresarios pueden entrar a su página www.ishopcaborca.com

Informacion adicional sobre el taller de exportacion aqui.