¿Qué te cobra más, tu ego o tu ignorancia?

¿Por qué te encuentras estancado? La mediocridad duele, pero ya no sientes dolor porque te acostumbraste.

La peor parte del éxito, tan pronto lo logramos “se nos sube a la cabeza”,  eso yo lo comprendí muy joven, cuando vendía en el swap meet con mi tía Lucy. En aquel tiempo, conseguir un espacio que era sumamente complicado, pues entrabas en un sorteo para poder adquirir un lugar para vender.

Recuerdo, que en una ocasión llegó un guardia a cobrar el espacio y me preguntó, que si quería pagar para el siguiente domingo, un mes completo o todo el año.

Mi tía Lucy se acercó, y me dijo que pagáramos todo un año para vender juntos; sin embargo, yo quería vender solo y sí yo decidía pagar por adelantado el espacio,  estaba comprometido a compartir el espacio con mi tía, pero por mi ignorancia rechace pagar el buen espacio que tenia para vender.

Esa decisión, fue lo que me hizo perder esa gran oportunidad de lograr un espacio por todo un año.  Hoy reflexiono de aquella decisión y aceptó que fue mi ego, por querer sobresalir en el emprendimineto solo.

Creo que todos hemos cometido errores o como dicen hemos, “metido  la pata”, pero también entendí que como seres humanos, siempre cometeremos errores, algunos por ignorancia y otros por ego.

Por ello, quiero que tú reflexiones y detectes los errores que evitan tu crecimiento, los errores que te cuestan dinero y los que te mantienen en la mediocridad.

Hoy, te comparto las tres excusas que nos mantienen en la mediocridad, una de las más comunes entre la gente es ¨no tengo dinero¨, la cual es una gran mentira, ya que la mayoría de las personas están esperanzadas a tener más dinero, por poder de generar más recursos.

La falta de acción, es una excusa por la supuesta falta de información; sin embargo, poseemos información al alcance de nuestras manos, atraves de las redes sociales y el internet.

Con la tecnología podemos acceder a diferentes tutoriales y obtener mayor conocimiento, la información siempre se encuentra a nuestro alcance, pero nos falta acción para poder de verdad comenzar un cambio en nuestra vida.

La tercera excusa es el desconocimiento. Tan pronto identifiques ignorancia o tu ego, te sentirás liberado, y tendrás la oportunidad de dar el siguiente paso.

Hay mucha gente con conocimiento y preparación academica, lamentablemente no es sabia, porque no aplica y no ejerce esos conocimientos aprendidos. 

Muchas veces nos cuesta trabajo aceptar y reconocer, nuestra ignorancia en  diversos temas, sin embargo, el ego y la ignorancia no son permanentes, tiene una solución y es el conocimiento.

Por su parte, el ego puede disminuir cuando tú dejas de darle tanta importancia a ti y a tus acciones vacias. 

Recuerda que el ego, surge cuando no nos permitimos ser nosotros mismos; por ello, acéptate como eres, pero tan pronto nos empezamos a comparar nos ponemos a la defensiva y eso, siempre nos traerá problemas.

La mayoría de la gente toma decisiones motivadas por acontecimientos que los marcaron durante su juventud, por lo que tenemos que detectar qué pensamiento está provocando que te  expreses de cierta manera, por la cual te estancas en la mediocridad.

Ante esta premisa, identifica si tus creencias no apoyan tu visión, o no impulsan tus deseos de emprendimiento, lamentablemente nunca vas a alcanzar el éxito y siempre vas a retroceder.

Hoy en día debemos de comprender que nuestras creencias son las que nos mantienen en la ignorancia, por tal motivo te reto a que realices acciones diferentes para adquirir un nuevo conocimiento y rodearte de personas que piensen diferente a ti, pues  solamente en la incomodidad podremos sobresalir y buscar un cambio radicar, ¡Has cosas diferentes!

Recuerda que si tú sigues haciendo las cosas como hasta ahora, no podrás crecer ni desarrollarte.  Permítete vivir nuevas experiencias, deja de decir que ¨no sirve¨, ¨que no te gusta¨, si no lo has intentado.

Te dejo mi consejo completo en el siguiente video. ¡Miralo ahora!