Las envidias: la úlcera de tu emprendimiento

El cáncer del éxito son las deudas, pero la úlcera del emprendiendo es la envidia.

 

Muchas veces pensamos que la gente nos va a apoyar en todo momento y circunstancia, pero sucede algo sorprendente, muchas veces las personas que menos creemos que nos apoyarán, son las que nos dan la mano.

 

Estoy seguro que en alguna etapa de tu vida, te has topado con la úlcera del emprendimiento, la gente envidiosa,  aquellos que ha producido y ha provocado tantos dolores de cabeza en tu vida y son una piedra en el camino al éxito.

 

Cuando tú haces algo diferente a los demás, siempre serás envidiado porque la gente no quiere que tú seas diferente a ellos, todo está bien mientras hables de los mismos temas con ellos, pero al momento que tú empieces a darle vida a tus sueños, la gente envidiosa surge y esto te lo digo por experiencia.

 

Hasta la gente que tiene tu misma sangre te voltea la cara, cuando yo necesité ayuda,  de las díez veces que la requerí ayuda de alguien, nueve veces la recibí de gente que no tiene nada que ver con mi familia. Claro que este comportamiento, cambia en círculos de familias exitosas y que saben que el éxito es para todos.

 

Para tener la misma mentalidad de las personas verdadermaente exitosas, te comparto 4 consejos para que puedas afrontar la envidia y alcances tus metas más rapido.

  1. Tienes que ser consciente de lo que quieres y que no es tu responsabilidad convencer absolutamente a nadie de lo que tú quieres. Al momento que tú te justificas con los demás de lo que quieres, terminas mal, porque pierdes poder. Es importante ser conscientes de los pensamientos y creencias que carga nuestra familia, porque de alguna manera terminamos cargándolos también. La envidia existe, pero si existe en ti es porque dejas tus proyectos a mitad o de plano no los has empezado. Yo he comprobado algo, si tú no te comparas con los demás, lograrás más, además recuerda que cada quien avanza a su ritmo.
  2. Confronta a la gente que habla mal de ti, pero siempre con diplomacia, aunque obviamente negarán que alguna vez hablaron mal de tí, pero les quedará claro que contigo no van a jugar. Nunca reveles el nombre de quien te dijo. Te recomiendo que durante la conversación los invites a buscarte, para así marcar un alto pero con diplomacia.
  3. Otra opción en evitar los comentarios negativos al 100 por ciento, es común que mucha gente no se acostumbre a nuestra presencia y no tolera el vernos brillar, éstas personas harán todo lo posible para no vernos brillar, quizá no con sus actos pero sí con sus palabras.
  4. Trabaja con un propósito, aunque no sea algo grandioso, tu conviértelo en algo grandioso. Tu conocimiento y habilidades te permitirán crecer, es es lo que desea el ser humano, sin embargo, otras personas terminan en la trampa del consumismo, ya que creen que la felicidad se compra, pero este no es así, la felicidad ¡No se compra, se logra cuando tú realizas los que te propones!

 

Recuerda que la envidia no te puede afectar cuando tú, sabes lo que quieres y te mueves para conseguirlo.