¿Existen palabras mágicas o la suerte para vender más?

La gente tiene miles de pretextos para posponer ese proyecto y poder emprender, algunos aseguran que es cuestión de suerte,  pero la suerte no existe, lo que sí existe, son oportunidades que la gente aprovecha.

Por ello, es sumamente importante aceptar aceptarte y aceptar a la gente que te rodea. El dinero está en lo que tú comunicas, es decir en tu facilidad de palabra y en el arte de la comunicación, que es escuchar a los demás. Recuerda que lo que más quiere la gente, es ser escuchada y más en este tiempo con el uso de tanta tecnología.

Cuándo tú tienes contacto con la gente ¿Qué impresión dejas? ¿Es positiva, negativa o simplemente pasas desapercibido o como un simple vendedor? Ten siempre presente, que una persona adquiere un producto cuando ese producto respalda su forma de pensar, de ser y de actuar, por ello es importante saber qué decir a cada cliente, por lo tanto, hoy te quiero mostrar las diferentes personalidades de acuerdo con una clasificación muy peculiar, la cúal plasmé en mi libro ¨Ponte las pilas¨.

  • Chile jalapeño: Es una persona divertida, le fascina la moda, son el alma de la fiesta, pero no son organizados y son olvidadizos.
  • Chile chipotle: Son personas complicadas, sumamente analíticos y siguen procesos.
  • Chile habanero: Son aguerridos, persistentes y perseverantes.
  • Chile serrano: Viven sus sueños a través de otros, aman el cuidar el medio ambiente y son de buen corazón.

Cuando tú sabes e identificas a tu cliente, es más fácil lograr su aceptación, en el comercio tienes que adaptarte rápido; entender y escuchar a tu comprador eso es algo que no hacen muchos, pues lamentablemente, nos perdemos en nuestros pensamientos y en las ganas de siempremente vender, ignorando al otro.

Cuando inicié en el mundo de los cosméticos; yo no vendía cosméticos, yo vendía atención, porque cuando la gente llegaba y me preguntaba por el precio de un pintalabios, yo no le decía el precio, yo le hacía platica, le preguntaba si le gustaba ese color, si  el  producto era para ella, entre otras muchas preguntas más, ¿esto para qué? para captar la atención y para que se sintiera apreciado por mí.

Para captar la atención del consumidor, utilice este método que lo llame FORM, y el cual te ayudará a entablar una buena conversación:

  • F de familia, significa hablar de la familia de tu cliente, pues, la gente aprecia y le interesa hablar de su familia, es el tema en el cual se hace una conexión impresionante.
  • O de ocupación, ¿a qué te dedicas?,  en este tema te darás cuenta de  que la gente le pone mucho énfasis a su labor o más bien dicho, le pone ¨mucha crema a sus tacos¨.
  • R de recreo o pasatiempo, cada persona dedica tiempo en algún pasatiempo en específico y ese segmento te ayudará a saber que le podría gustar a tu cliente en referencia a tus productos o servicios.
  • M de mensaje, en este instante de la conversación se presenta tu derecho de hablar, no es vender explícitamente, ni decir cosato, sino de expresarte correctamente para que lograr cerrar la venta.

Con este método FORM, ya puedes realizar una conversación perfecta para cerrar tus ventas, sin ser ese típico vendedor molesto.

Ahora, ya no tienes excusas para decir que eres tímido o que no sabes comunicarte con tus clientes, toma la iniciativa de realizar una conversación con el método FORM identificando a tu cliente, qué tipo de chile es su personalidad y verás que con el paso del tiempo, lograrás captar la atención de tu nicho, de tus compradores y comenzar a vender más.

Escucha mi consejo completo en el siguiente video.