shares

Uno de los principales objetivos de los empresarios debe ser aclientarse, antes de pensar en expandirse, de importar y hasta tener empleados, sin embargo este proceso puede ser difícil, ya que en la época actual no basta con sólo vender productos de calidad, ahora debemos enfocarnos en darle una experiencia plus al cliente. 

Y déjame decirte, la única manera de aclientarte y tener un negocio exitoso, es invirtiendo en tu e-commerce y no sólo te hablo en la forma en que vendes tus productos, sino en toda la atención que necesita tu cliente desde que ingresa a tu página web o red social y hasta que recibe su paquete. 

Un secreto a voces del mundo empresarial, es que el costo de envío es uno de los mayores gastos que se debe asumir, por ello es necesario conocer de estrategias para reducir costos y no tener pérdidas monetarias gracias a las compañías de envíos.  

Así que en este blog, comparto diez consejos de negocios para reducir tus costos de envío:

  1. Negociación. Tienes que aprender y buscar negociar tarifas más económicas con las empresas de envíos, éstas manejan tarifas en función del volumen, cuanto mayor sea el número de envíos, menor será el costo. 

Así que busca atención por parte de la paquetería y hazle propuestas de tus envíos diarios para llegar a un acuerdo.  

  1. Fíjate en tus empaques. Antes de elegir un empaque bien diseñado y llamativo, piensa en tu cliente y en tu bolsillo, ya que en ocasiones enviar una caja puede ser más costoso que enviar un sobre, todo dependerá del peso y la compañía de envíos. 

Por lo que te recomiendo, optar por productos reciclables, adaptables y económicos para ti, reemplazar las bolsas de burbujas están siendo reemplazadas por bolsas de aire

Por otro lado, si usas tu propio embalaje es probable que existan cuotas adicionales; por lo que te recomiendo utilizar una báscula para pesar tus paquetes y evitar gastos extras en el envío.

3.    Busca local. Los proveedores locales de paquetería muchas veces ofrecen los mismos servicios que otras grandes compañías, pero con precios más accesibles así que te recomiendo buscar opciones por tu lugar de residencia.

Te comparto que en California hay una compañía llamada ONTRAK.COM, donde puedes cotizar tarifas desde once a doce dólares por envíos.

Un beneficio más que tiene esta compañía es que cuenta con envíos prácticamente instantáneos, así que no dudes más y crea tu cuenta totalmente gratis. 

4.    Utiliza guías pre-pagadas. Este servicio pre-pagado es uno de los que más te beneficiará como empresario, ya que al adquirirlo por ¨mayoreo¨ será más barato.

5. Genera guías. En esta opción de envío tú les haces llegar los productos a los almacenes de las propias paqueterias y ellos a su vez, se encargan de hacer el reenvío a tus clientes.

Dejame decirte que estas compañías son el futuro, pues te dan presencia local, nacional o internacional sin tener que pagar bodegas, ya que muchas cuentas con extensos servicios de manera globos a bajo costo. 

5.    Define las reglas. Siempre es necesario determinar y conocer las reglas que tienes tú como empresario y la empresa de paquetería, ya que si el producto le llega en mal estado a tu cliente, él deseara la reposición y si tú no cuentas con un acuerdo con la paquetería, el que saldrá perdiendo serás tú. 

Por lo que te sugiero tener bien claro los términos y condiciones con la paqueteria y con tu cliente, para así todos tengan una buena relación empresarial. 

6.    ¿Envío gratis? Claro, es una excelente opción para atraer clientela sin embargo, al final alguien debe de pagar el envío. 

Primeramente, debes analizar el promedio del pago que realizas por cada envío y de ahí determinar el costo real, para así evitar tener saldo negativo o pérdidas en tu negocio.

El envío gratis no lo debes de pagar sino el cliente realizando otras compras con promociones que tú puedes ofrecer. 

Tú cómo buen empresario debes de tener entre tus ofertas productos que enganchan al consumidor y productos que te dejan ganancias, es como Black Friday todos los días.

Vivimos en un mundo de opciones, así que competir con las grandes empresas es posible, sólo que te determines a realizarlo y claro sin grandes pérdidas de dinero.