shares

Una idea sin acción vale absolutamente nada, contrario a una idea respaldada con acción, la cual, te llevará a tener éxito. Por ello es importante antes de emprender analizar qué tan rentable es tu idea de negocio para que tu proyecto no nazca muerto, o en pocas palabras fracases. 

Por lo tanto, debes analizar ¿cuál es tu visión? Si tú no tienes una visión, o no sabes hasta dónde quieres llegar, lamentablemente nadie te podrá ayudar a llegar a tu meta.

 Ten en cuenta que debes de adaptarte al nuevo mercado, esto no implica que debes de actualizarte en la tecnología, por ende, analiza donde tienes la oportunidad de implementar un cambio.

También debes de entender el concepto de tu marca o producto para poder manejarlo y posicionarlo en el mercado, eso es lo que han hecho grandes empresas que se dedican a comprar diversas pequeñas marcas innovadoras.

Por ello, sí deseas emprender esa idea de negocio ten en cuenta estos sencillos consejos.


1. Costo, tu idea debe de poder iniciarse con lo que está a tu alcance, con una inversión mínima pero nunca debe de sobrepasar tus límites económicos. Reflexiona ¿esa idea la puedes iniciar con lo mínimo? ¿puedes empezar con lo que tienes en casa?

2. Alcance, tu idea de negocio sólo tendrá éxito si tienes cliente, por ello, antes que todo analiza quién será tu nicho. El alcance determina la rentabilidad del negocio.


3. Escalar, aquella idea que en un futuro no se pueda escalar, es un empleo. Si no tienes la habilidad de escalar el negocio, pues básicamente terminas adquiriendo un empleo. Antes de invertir debes de identificar cómo vas a escalar tu producto o servicio, tal fue el caso de la marca de salsa Tapatio, que con el paso del tiempo logró concretar diversos productos con su nombre.

4. Concluir, muchos negocios pierden su valor conforme van creciendo y su rentabilidad es menor. A pesar de crear presencia y marca, por ello debes de preguntarte ¿este negocio lo construiré para heredarlo, lo mantendré el resto de mi vida? Los conceptos que yo estoy creando a mis cuarenta años es para venderlos, por ello estoy haciendo lo más difícil aclientarlos, para después venderlos a grandes empresas que es lo que en la actualidad están haciendo, comprando conceptos.

Te comparto mi comentario completo ¡Dale play!